Planes de mejora de la Cuenta de Resultados

¿Conoce Ud. a algún accionista o directivo que no desee mejorar su cuenta de resultados?. Como seguramente la respuesta es “no”, estamos seguros que acometer un proyecto de mejora de su cuenta de resultados puede ser algo enormemente valioso para Ud., para su empresa y; sobre todo, para su bolsillo.

Abordamos planes de mejora que posibilitan:

  1. Consolidar los costes de producción y/o comercialización de la empresa.
  2. Disponer de una estructura de costes (fijos y variables, directos e indirectos, internos y externos) que maximice la capacidad de obtener beneficios por cada unidad de venta.
  3. Reducir los gastos financieros (reduciendo el nivel de endeudamiento).
  4. Aumentar los ingresos financieros (implantando modelos de mejora de la gestión de tesorería).
  5. Contener los gastos generales de explotación en niveles mínimos pero de máxima eficacia (nunca se reducen o suprimen gastos que contribuyen a la creación de valor).

Y lo hacemos, si nuestro cliente lo desea, a éxito; percibiendo un porcentaje sobre el total de ahorros potencialescuantificados en el primer año. Dado que los ahorros potenciales se mantienen para el futuro, no existe coste por nuestra contratación cuando trabajamos a éxito. Si no hay beneficios, ¡no hay honorarios!.

En algunos casos, los ahorros potenciales en este tipo de proyectos pueden llegar a ser superiores al 4,5% de la cifra de negocio... !!!. Con la misma metodología que utilizamos al abordar proyectos de mejora de la cuenta de resultados, abordamos planes de reducción y racionalización de gastos de explotación. La optimización de los gastos de explotación pasa por la reducción y/o contención de los gastos y por su racionalización (gastar en aquello que contribuya a la creación de valor). En la mayoría de las empresas los gastos de explotación, excepto personal y amortizaciones supone más del 15% de la cifra de negocios!. Una reducción de “un punto” en los gastos de explotación puede hacer que una cuenta de resultados pase de la pérdida al beneficio. ¿Acaso no le interesa optimizar sus gastos de explotación?.  Como seguramente la respuesta es “si”, estamos seguros que acometer unproyecto de reducción y racionalización de sus gastos de explotación puede ser algo enormemente valioso para Ud., para su empresa y; sobre todo, para su bolsillo.

Abordamos planes de reducción y  reducción de gastos de explotación que posibilitan:

  1. Consolidar los gastos de explotación.
  2. Disponer de una estructura de costes (fijos y variables, directos e indirectos, internos y externos) que maximice la capacidad de obtener beneficios por cada unidad de venta.
  3. Reducir los gastos financieros (reduciendo el nivel de endeudamiento).
  4. Constreñir los gastos de explotación a niveles mínimos pero de máxima eficacia (nunca se reducen o suprimen gastos que contribuyen a la creación de valor).

Y lo hacemos, si nuestro cliente lo desea, a éxito; percibiendo un porcentaje sobre el total de ahorros potencialescuantificados en el primer año. Dado que los ahorros potenciales se mantienen para el futuro, no existe coste por nuestra contratación cuando trabajamos a éxito. Si no hay beneficios, ¡no hay honorarios!.